El Celler de Can Roca, magia y arquitectura gastronómica

Mi aventura catalana tiene un especial reconocimiento en verano de 2008. Durante esas vacaciones, ya tan lejanas, decidí recorrer la provincia de Girona para empaparme de la cultura mediterránea relacionada con el lugar que ahora me acoge, en el que me he establecido para crear mi gran sueño, Eric Vökel Boutique Apartments.

La Costa Brava era mi destino final, recorrer cada una de sus calas, visitar los pueblos de pescadores, contagiarme y conocer la gastronomía del mar y de la tierra, aquella que alcanza cotas inimaginables en cuanto a sabor, tradición y creatividad.

Mi primera parada fue la capital de la provincia, la ciudad de Girona. Una pequeña capital cautivadora y mágica, con un encanto e historia sorprendentemente bien conservada.

Me quedé asombrado al recorrer las pequeñas callejuelas del barrio judío en el que cada peldaño, piedra y rincón rezuma cultura por los cuatro costados.

Igualmente sorprendente y mágica fue la cena que pude degustar en el afamado restaurante El Celler de Can Roca, ahora el mejor restaurante del mundo con 3 Estrellas Michelin, reconocimiento que recibieron un año más tarde de mi primera visita. Porque tengo que reconocerlo, he repetido recientemente. ¡Inevitable!

EL-CELLER-DE-CAN-ROCA-PRIMER-CELLEREL-CELLER-DE-CAN-ROCA-BNEL-CELLER-DE-CAN-ROCA-

Descubrí una cocina apasionada, fruto de años de investigación y sacrificio de tres hermanos con un talento insuperable: los hermanos Roca, Josep, Joan y Jordi. Tres profesionales que crecieron entre el bullicio de platos y ollas en el restaurante que regentaban sus padres en el barrio de Taialà a las afueras de Girona.

EL-CELLER-DE-CAN-ROCA

Joan, el hermano mayor, es el chef, maestro y arquitecto culinario de todo lo que allí se cuece. Jordi, el hermano pequeño, artífice y gran creador de los exquisitos postres que cierran una velada inolvidable y Josep, la cara visible y amable de El Celler de Can Roca, el sumiller por excelencia, y el claro ejemplo de buen gusto y conocimientos enológicos.

EL-CELLER-DE-CAN-ROCA-INTERVIEU

El 25 de noviembre de 2008 El Celler de Can Roca recibió, al fin, su merecidísima tercera Estrella Michelin y los hermanos Roca lo celebraron en el Bar Tomate de Madrid, un local fresco en el corazón del barrio de Chamberí. Joan Roca comentó tras conocer el esperado resultado: “Lo que importa es que el cliente salga contento y tenga ganas de volver, independientemente de si el restaurante es el número uno o el número dos, el tres o el cincuenta, o tengamos tres estrellas o dos”. Un ejemplo de honestidad y sencillez forjada desde la infancia más cercana a una madre que les enseño a adorar el arte de la cocina.

EL-CELLER-DE-CAN-ROCA-INTERIOREL-CELLER-DE-CAN-ROCA-MONTSE EL-CELLER-DE-CAN-ROCA-COCINEROS

Probablemente, aquella cena de verano en El Celler de Can Roca, supuso un antes y un después en mi percepción de la gastronomía catalana y mundial.

Unos años más tarde, tras finalizar las obras de uno de mis edificios más emblemáticos Eric Vökel Gran Vía Suites, en el corazón de Barcelona, decidí repetir. Y la experiencia, de nuevo, un auténtico lujo para el paladar. Porque, en El Celler de Can Roca todo fluye y la magia se apodera de tus cinco sentidos, para no hacerte olvidar jamás.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *